Heredero universal en Orihuela-Andrés AniorteEl derecho sucesorio en España, las normas relativas a saber qué ocurre con los bienes de un fallecido, puede llegar a tener cierta complejidad debido no sólo a lo minucioso de su redacción en el Código Civil, sino sobre todo a las implicaciones fiscales que conlleva. Dichas consecuencias fiscales pueden adquirir cierta opacidad para el no iniciado en la materia, principalmente porque son diferentes para cada una de las comunidades autónomas; no será lo mismo un heredero universal en Galicia que el heredero universal en Orihuela.

Heredero Universal en Orihuela

Pongamos el caso de que un residente en Andalucía, por ejemplo, reciba una herencia de un fallecido gallego. Los bienes inmuebles que reciba tributarán a la Hacienda de la comunidad autónoma de Galicia, mientras que el resto (dinero, derechos…) lo hará en la de Andalucía. Ambas regiones con distintas legislaciones y diferentes tipos impositivos, lo que puede dar lugar a confusiones. Y tratándose de temas tributarios, esas confusiones pueden conllevar algunos disgustos y dolores de cabeza.

Pero además hay que diferenciar entre el tipo de persona que recibe los bienes del difunto. Se llaman legitimarios a quienes vulgarmente se conoce como herederos forzosos. Es decir, principalmente los hijos o el cónyuge, pero a falta de los primeros, pueden serlo los padres o hermanos. Además, y aunque el detalle pueda parecer meramente técnico, habría que distinguir entre la figura del heredero universal, es decir, quien recibe la totalidad de los bienes, y la del legatario, que es quien recibe tan solo una parte de esos bienes. 

Pues bien, no hace demasiado tiempo que un familiar lejano de mi cliente Ricardo M.S. falleció debido a su avanzada edad en su lugar de residencia en esta ciudad, dejando en su testamento a Ricardo M.S., único familiar con el que tenía cierta relación, aunque fuera esporádica, como heredero universal de sus bienes.

Tras la sorpresa inicial y la tristeza por el fallecimiento del anciano, llegó el momento de bajar a la cruda realidad y estudiar los papeles con que se había topado. En principio la cosa no le debió de parecer tan mala. El fallecido le dejaba una casa en este municipio, además de una cantidad de dinero en efectivo. Lo único que debía hacer era realizar un pequeño viaje, acudir al notario donde aceptaría la herencia, y a disfrutar de los nuevos bienes.

Heredero Universal en Orihuela

Sin embargo, la dura realidad se cruzó en su camino. Un cálculo rápido de lo que debía pagar en concepto de impuesto de sucesiones le hizo replantearse si la suerte que había tenido había sido buena. Como ya expliqué antes, por la casa debía pagar a la comunidad autónoma de Valencia en concepto de Impuesto de sucesiones una cantidad importante, y respecto del dinero en el banco, debía hacer lo propio en la de la comunidad de Madrid, lugar de residencia de este buen hombre.

El caso es que dudaba seriamente que con el dinero recibido tuviera suficiente para hacerse cargo de ambas cantidades. Es cierto que en algunas regiones, el impuesto está bonificado para descendientes directos del causante (es decir, del fallecido), pero no era este el caso, y su precaria situación económica le hacía dudar de si le convenía aceptar la herencia o renunciar a ella.

Problemas anteriores a la herencia:

Y además de eso, había otras circunstancias que condicionaban su decisión. Este hombre había contraído unas fuertes deudas con un tercero, que por carambolas del destino, resultaba ser también cliente. De modo que el dilema que se le planteó al heredero fue el siguiente: si aceptaba la herencia, debía cumplir con sus obligaciones tributarias, y luego se encontraría que los bienes recién adquiridos, muy menguados tras el mordisco de las agencias tributarias autonómicas, servirían para hacer frente a la deuda con nuestro cliente, con lo que la herencia, lejos de proporcionarle un beneficio, no le traería más que molestias.

Y por otra parte, tenía la opción de repudiar la herencia y renunciar a su condición de heredero universal, cosa que se dispuso a hacer. Hay que añadir, llegados a este punto de la historia, que la aceptación a beneficio de inventario era una opción que en este caso no le era práctica. Me explico: cuando alguien acepta una herencia, asume los bienes y también las deudas del finado. Si éstas son de mayor importe que lo recibido, podría darse el caso de que el heredero saliese seriamente perjudicado del proceso, porque no ganaría nada y a cambio debería poner de su propio patrimonio anterior para pagar las deudas del causante (es decir, del fallecido). Por ello, se permite aceptar a beneficio de inventario, que de una forma sencilla se puede explicar cómo aceptar las deudas pero sólo hasta el total de los bienes recibidos, con lo que el resto no deberían ser asumidas por el heredero.

En este caso, no era aplicable la regla descrita puesto que la deuda que arrastraba el heredero era suya y anterior a la herencia.

Sin embargo, la ley permite que un acreedor que se sienta perjudicado por un heredero que renuncie a serlo, pueda acudir al auxilio judicial para salvaguardar sus derechos. Resulta evidente que desde consideraciones meramente prácticas, llegar a la vía judicial debe ser siempre la última opción. Por esa razón se comenzaron una serie de contactos y negociaciones con vistas a llegar a un arreglo que pudiera ser satisfactorio para todas las partes.

La solución del caso del Heredero Universal en Orihuela

El Heredero Universal en Orihuela se hace cargo de bienes y deudas

No es mi intención aburrirles con los pormenores de las negociaciones. Baste decir que no dieron los frutos previstos, y que nuestro heredero universal en Orihuela se cerró en banda, negándose a dar cualquier paso que, pensaba él, no le iba a beneficiar en nada y que al contrario, le conllevaría papeleos y quebraderos de cabeza.

De modo que la única opción que nos quedó fue pedir a un juez de Primera Instancia que autorizase a los acreedores del heredero a aceptar la herencia en su nombre, para así poder cobrar su deuda con los bienes que en dicha herencia se legaban. Así se hizo, y el asunto acabó de forma satisfactoria para nuestros clientes. Sin embargo, siempre nos queda la reflexión de que este heredero universal, de haber buscado asesoramiento legal anteriormente, podría haberse ahorrado un proceso judicial y más incomodidades de las que, precisamente, quería librarse.

Andrés Aniorte

Andrés Aniorte

Abogado especialista en herencias. Ha trabajado en multitud de casos de herencias y testamentos. Es especialista en derecho sucesorio, conflictos de herencias y demás asuntos relacionados con este área del derecho.
Andrés Aniorte

(Servicio a clientes de: Pilar de la Horadada, Rojales, Torrevieja, etc. (Vega Baja))

About Andrés Aniorte

Abogado especialista en herencias. Ha trabajado en multitud de casos de herencias y testamentos. Es especialista en derecho sucesorio, conflictos de herencias y demás asuntos relacionados con este área del derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation