Caso de preterición actualidad Orihuela

Andrés Aniorte Caso de pretericion actualidad OrihuelaRecuerdo ahora un caso de preterición en la actualidad en Orihuela, donde los herederos legales litigaron por los bienes que había dejado su difunto padre, en el que, aunque lo deseable hubiese sido un entendimiento entre las partes, hubo que llegar a juicio. Y es que una de las cosas que más teme un abogado especialista en herencias es un caso de preterición intencional, es decir, lo que coloquialmente entendemos como desheredación. Y no es por razones técnicas o jurídicas, sino porque son asuntos en los que los sentimientos de todas las partes siempre están a punto de estallar.

Introducción

Antes de empezar con una definición de los conceptos hay que aclarar un aspecto que es fundamental para entender estos problemas. Nuestro Derecho Civil, después de establecer la libertad del testador para decidir el destino futuro de sus bienes cuando llegue el momento de su fallecimiento, pasa a limitar drásticamente esa libertad.

Y la limitación más evidente a la misma es el establecimiento de unos herederos forzosos a los que, salvo alguna de las causas tasadas en la ley, no se podrá excluir. Incluso se determina el porcentaje mínimo del caudal hereditario que hay que dejarles. Luego están los trámites formales, que harán que tengamos que requerir los servicios de Notarios y Registradores, pero ese es otro aspecto que merece ser tratado aparte.

Causas de esta regulación

Se ha escrito mucho sobre las causas que llevaron a nuestros legisladores, hace ya más de 100 años, a establecer esas limitaciones a la libertad de testar. Hay que tener en cuenta que se partía de una situación preliberal, donde las instituciones feudales, muy adaptadas por el devenir del tiempo, aún tenían no sólo bastante fuerza, sino una sólida raigambre y apoyo social.

De esta forma, la institución del mayorazgo y los bienes amortizados aún pesaban mucho en la mentalidad de la gente, así como la idea de la existencia de bienes (principalmente tierras o inmuebles) que estaban ligados a una familia, más que a una persona. Este último aspecto fue, por ejemplo, el que inspiró el hecho de que los herederos forzosos del cónyuge sin hijos fuesen sus padres, y no la esposa o el esposo viudos.

Caso de pretericion actualidad Orihuela

Ante el temor de que una esposa terminara apropiándose de la mansión secular de la familia a la muerte del marido, se estableció que los bienes pasaran en propiedad a los padres del fallecido. Ahora, con nuestra actual mentalidad, nos puede parecer todo algo desfasado y absurdo, pero las normas se redactan atendiendo a la realidad social del momento, y es lógico que así sea.

Volviendo a los hijos, la idea del legislador era evitar que por una rabieta o un simple desencuentro familiar alguno de los hijos quedase desamparado tras el fallecimiento de los padres, incumpliendo de esa forma la obligación de alimentos, es decir, las disposiciones también legales que obligan a los familiares a atenderse entre sí, al menos cubriendo sus necesidades mínimas.

Causas legales para desheredar

Las causas por las que un padre puede legalmente desheredar a un hijo, resumiendo un poco, serían el haber atentado contra la vida del padre o haberlo maltratado, el haberlo acusado en falso de un delito, el no denunciar su muerte violenta, el haber obligado mediante la fuerza o amenazas a hacer o a cambiar el testamento o, finalmente, haberle negado auxilio, entendiendo por tal la denegación del deber de alimentos al que aludía anteriormente.

Fuera de esos casos, el Código Civil establece que dos terceras partes de la herencia (tomando como criterio para el cálculo el valor económico de los bienes, a precio real de mercado en el momento del fallecimiento) deben ser legadas obligatoriamente a los descendientes, permitiendo total libertad tan sólo en una tercera parte de los bienes.

Pero dentro de la parte grande del pastel, la obligatoria, que técnicamente se llama legítima, tampoco hay libertad total de acción. Una mitad (es decir, una tercera parte del total de los bienes), que se llama legítima estricta, debe ser repartida a partes iguales entre todos los descendientes.

La otra mitad de la legítima (otra tercera parte del total de los bienes del difunto) puede repartirse de la forma que el testador prefiera, siempre entre los herederos forzosos, llamados legitimarios. Es a lo que se le llama tercio de mejora. Aquí hay cierta libertad para dejárselo todo a un hijo o jugar con las proporciones y los porcentajes. Hay que añadir que la mejora no se puede suponer, sino que debe quedar reflejada expresamente en el testamento y que, a falta del mismo, se entiende que todos los legitimarios lo son en idéntica proporción.

Caso de pretericion actualidad Orihuela Caso real

Un caso real de preterición en la actualidad en Orihuela

Como ya expliqué antes, recientemente ha concluido favorablemente para los intereses de mi cliente un caso de preterición en la actualidad en Orihuela. Fedra G. J., una señora residente en esa localidad, requirió mis servicios profesionales como especialista en sucesiones, porque encaraba un problema familiar bastante grave.

Resulta que, al fallecer su padre, en el testamento tan sólo la mencionaba a ella, y le dejaba tanto la legítima como el tercio de libre disposición. Sin embargo se olvidaba de su hermano Alfredo. Éste, lejos de conformarse, declaró haber sido preterido y acudió airado a protestar a la familia. Viendo que su postura, fuertemente reivindicatoria, no era atendida, acudió a los tribunales de justicia en defensa de lo que él entendía que era su derecho vulnerado.

Como ya dije antes, intenté por todos los medios llegar a una solución que pudiese contentar a ambas partes, ya que, a pesar de los detalles jurídicos del tema, el asunto se agravaba con el aspecto personal y familiar. Sin embargo, al final resultó imposible. Las partes no conseguían acercarse a un acuerdo satisfactorio.

De modo que, ya centrados en el litigio, fue fundamental establecer que Alfredo G. J. había recibido, en vida de su padre, importantes bienes en concepto de donaciones (con un valor cercano a 1.000.000€). Con relación a dichos bienes, traídos a colación al momento del fallecimiento del progenitor, su valor no sólo alcanzaba sino que superaba con creces lo que debiera haberle sido legado como legítima. Debido a ello, mi cliente ganó el juicio, se benefició de las costas, a las que fue condenado su hermano, y evitó tener que pagar una cantidad de 750.000€, que es lo que de contrario de reclamaba.

Andrés Aniorte

Andrés Aniorte

Abogado especialista en herencias. Ha trabajado en multitud de casos de herencias y testamentos. Es especialista en derecho sucesorio, conflictos de herencias y demás asuntos relacionados con este área del derecho.
Andrés Aniorte

(Con clientes también de poblaciones de toda la provincia. Abogados para Orihuela Costa, abogados para Guardamar del Segura, abogados para Albatera, etc)

About Andrés Aniorte

Abogado especialista en herencias. Ha trabajado en multitud de casos de herencias y testamentos. Es especialista en derecho sucesorio, conflictos de herencias y demás asuntos relacionados con este área del derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation