Abogado de herencias Orihuela

  • Andres Aniorte
    Andres Aniorte
  • Firma Contrato
    Firma Contrato
  • Libros de Abogados
    Libros de Abogados

Abogado de herencias en Orihuela

Herencias, un asunto delicado aunque recomendable

Algunas personas tienden a evitar todo lo relacionado con la redacción de su testamento. Es que en realidad pensar en la muerte de uno mismo ya impone. Sin embargo, tal vez sería conveniente pensar que impone más ver la situación en la que dejaríamos a nuestras familias si no hacemos el testamento.

La muerte es parte de la vida, no es un tópico y como tal debemos asumirla. Es importante saber que tenemos que llevar a cabo una serie de preparativos para dicho momento, siempre con el objetivo de que nuestros herederos no tengan que enfrentarse a disputas que pueden dañar seriamente el lazo de unión de la familia, además de hacerles perder no sólo tiempo, también dinero.

Los expertos en Derecho de Sucesión sabemos que redactar un testamento es un trámite rápido, sencillo y barato y facilitan los trámites inevitables derivados de las herencias.  No importa cuál sea tu patrimonio, como abogado de herencias Orihuela, la experiencia constata que lo más sabio es testar.

 

Casos en los que testar es especialmente recomendable

Siempre deberíamos hacer testamento, pero tal vez se tornan como mucho más sentido en los siguientes casos:

  • Cuando se produzca un cambio importante en el patrimonio.
  • Cuando se vive en pareja.
  • Cuando uno de los cónyuges no trabaja.
  • Cuando no existen hijos en el matrimonio.
  • Cuando nacen o fallecen hijos.
  • Cuando se estima oportuno hacer distinciones entre hijos o descendientes.

 

Clases de testamentos

Existen, tres tipos distintos de testamentos entre los que podemos elegir:

  • Testamento abierto: es el común. El testador manifiesta de manera abierta sus últimas voluntades con la figura del Notario como testigo.
  •  Testamento cerrado: el testador declara en un pliego cerrado sus últimas voluntades, después las deposita ante Notario o a un tercero.
  • Testamento ológrafo: el testador escribe y firma el testamento él mismo sin la exigencia de un Notario para, posteriormente, depositarlo ante éste o ante una persona de su confianza.

 

La revocabilidad del testamento

Ningún testamento es irrevocable, siempre se puede modificar, cambiar, matizar o hasta eliminar.

Ponemos a su disposición nuestros servicios para responder a cualquier duda que pudiera tener.

 

Política de privacidad